• El láser de 980 nm proporciona un apoyo general suave y se centra en el desarrollo gradual de los recursos propios del cuerpo y de sus capacidades inmunitarias y regenerativas. La naturaleza de apoyo del láser de 980 nm significa que se puede utilizar con seguridad en casa para una variedad de condiciones, bebés, animales, ancianos, así como para construir gradualmente la fuerza del cuerpo donde hay una pérdida extrema de energía preexistente.
  • El láser de 905 nm ofrece un enfoque especializado para que los profesionales cualificados traten afecciones específicas. El láser de 905 nm se absorbe unas 6 veces menos en el agua (sangre/linfa) que el de 980 nm, lo que permite administrar más energía directamente en los tejidos diana más profundos. Esto se traduce en un mayor efecto sobre el organismo en su conjunto y, en determinadas afecciones, en una curación más rápida con menos tratamientos.

Go to Top